Casuística Ouija.

Cada vez que sentimos la palabra ouija nos viene a la mente ese terrible tablero con letras y números donde entidades diabólicas y maléficas hacen acto de presencia, casos llenos de extraños sucesos, fenómenos paranormales y posesiones, pero realmente, ¿todo esto es cierto?, o como en la mayoría de los casos se cierne un halo de misterio y leyenda urbana. En realidad solo caben dos posibilidades de contacto mediante la tabla ouija, que contactemos con lo más profundo de nuestra mente o con algo inteligente ajeno a nosotros. A lo largo de todos estos años de experimentación tanto en el tema ouija como en otros temas de la parapsicología creo que lo más sensato es admitir ambas posibilidades mientras no hayan pruebas consistentes que declinen la balanza de la ouija en una teoría u otra.
Realimente no sé que es peor y precisamente y aún no estando de acuerdo con todo lo que se dice de la ouija, no recomiendo para nada esta práctica fuera de la investigación, ya que entrar en contacto con la parte no admitida de nuestra mente puede ser tanto o más peligroso que contactar con “algo” ajeno a nosotros, nuestros miedos más profundos pueden ser el detonante de determinadas disfunciones psíquicas e incluso el interruptor que abra y ocasionalmente potencie nuestras facultades psíquicas produciendo el fenómeno paranormal e inclusive la creencia en la posesión.
En el caso de que entremos en contacto con algo externo el riesgo es similar, ya que como bien dice uno de los principios herméticos “como es arriba es abajo” en ese otro lado, en esa otra realidad, en ese otro mundo también existe el engaño y la maldad pudiendo mentirnos e inducirnos a realizar actos indeseados por nosotros.
Visto esto, lo más perjudicial es siempre el caso que hagamos a las respuestas de la ouija, tan solo debemos experimentar para investigar y en todo caso verificar datos tan solo como parte de la investigación, jamás hacernos caso ni creernos lo que se nos diga, mantener la mente fría y distante y no involucrarse en aquello que nos estén contando por real que nos parezca o por involucrados que nos podamos sentir, en resumidas y como siempre digo y no me cansaré de decirlo, “dominar el fenómeno y que no sea este el que nos domine a nosotros”
ouija1

“Experimentación Ouija”

En esta ocasión quiero abordar el tema de la ouija basándome en casos reales de mis propias investigaciones, dejando de un lado la leyenda en torno al tablero.
“El vaso se mueve solo”
Este primer caso de seguro será familiar para muchos, sin embargo y no pretendiendo desanimar a nadie, jamás me ha sucedido. Muchos son los que dicen que les ha pasado y no dudo del fenómeno paranormal, de lo absurdo que sin tener una explicación razonable se presenta y manifiesta ante nosotros, por lo que aún no habiéndome sucedido nunca a mí, admito la posibilidad, pero no como algo habitual o muy habitual, más bien como la mayoría de los fenómenos paranormales, de forma casual y puntual. Si realmente nuestro objetivo es la investigación lo más lógico será grabar las sesiones en video y audio a poder ser, posiblemente no nos sea posible el grabarlas todas, pero sí un gran número de ellas, por lo que si el fenómeno de moverse el vaso solo, también llamado “master” (pieza central donde se apoyan los dedos) fuese tan habitual, obligatoriamente tendríamos algún registro de este suceso, cosa de la cual no hay constancia.
ouija2
El master se mueve por lo que se conoce como “movimiento neuromuscular involuntario” guiado por nuestros ojos, muy probablemente por una persona que hace de médium, capaz de concentrar las mentes de los participantes  en una única respuesta y haciendo que los dedos al unísono señalen en una única dirección.

El master o pieza central se mueve mediante lo que se conoce como movimiento neuromuscular involuntario, seguramente debido a la interacción de todas las mentes de los participantes en la sesión, guiados los dedos al unísono por la mente de uno que hace especie de médium, quien canaliza las respuestas para guiar los dedos hacia las letras correspondientes formando así las respuestas.
Otro de los casos que me da que pensar acerca de que el master no se mueve solo fue un caso en el año 1992. Me aseguraban unos experimentadores valencianos que ellos siempre hacían las sesiones sin apoyar los dedos que el master, se movía  este completamente solo, ante esto mi respuesta fue que lo filmasen, sería una prueba del fenómeno, sin embargo su contestación fue que no les parecía propio que sería como una falta de respeto hacia los que aseguraban se manifestaban en la ouija, pero que el fenómeno era cierto y que podía comprobarlo, pero solo mirando, accedí a ello, entonces fue cuando comenzaron  mis desengaños, primeramente me alegaron que debía ser la sesión entre semana ya que los fines de semana trabajaban, yo accedí a ello, sacrificando un par de días laborales con tal de ver algo insólito, más excusas prosiguieron, hasta que un buen día solo obtuve el silencio por respuesta, nunca pude asistir ni comprobar aquello que aseguraban sucedía.
Pero dicho todo esto no es mi intención para nada el desacreditar la fenomenología paranormal que envuelve o desencadena la tabla ouija, muy al contrario, lo absurdo ocasionalmente hace acto de presencia trayendo consigo preguntas sin respuesta. Tantos casos comentados de vasos rotos en sesiones, movimientos extraños y toda una serie de fenómenos paranormales me hacen pensar que muchos de ellos son ciertos, algunos incluso de forma causal he tenido oportunidad de ser testigo.

Paso a relatar a continuación algunos de los casos más extraños vividos por mí:


ouija3

Juan Jesús Vallejo junto a un servidor durante la grabación de un documental para la cuatro de TV (programa Cuarto Milenio)

Experiencia ouija para Cuarto Milenio
Junto a compañeros de la talla de Miguel Ángel Segura y Maria José Pérez y para el programa de la Cuatro, Cuarto Milenio hicimos en el enigmático hospital del Tórax de Terrassa un documental. Durante la grabación de este y en el lugar más misteriosos para mí, la capilla, decidimos experimentar la ouija.  Anteriormente ya habíamos tenido problemas con las baterías de los micrófonos que se descargaban de forma rápida, durante esta sesión nos dio respuestas no conocidas por nosotros e incluso “algo” pareció entablar conversación con Juan Jesús Vallejo de forma amena. Respuestas como que las pirámides de Egipto nunca fueron tumbas, cosa que en su libro el reportero de cuarto milenio apoya. Segmet también hizo acto de supuesta presencia, pero escribiendo mal su nombre como pareciendo evidenciar que la respuesta no provenía de la mente de Juanje, ya que este de seguro lo hubiese escrito correctamente, casi con toda probabilidad la diosa guerrera Segmet no fue quien se manifestó en el tablero, pero posiblemente si lo hiciera algo ajeno a nosotros haciéndose pasar por ella.

¿Se manifiestan los muertos a través de la ouija?
Desde luego no hay ninguna prueba de ello, sin embargo y a pesar de que los investigadores son reticentes a ello, es la teoría más aceptada, no concretamente la de los muertos pero si el posible contacto con lo ajeno a nosotros, con otra realidad paralela a la nuestra.
ouija4

Con mis amigas e investigadoras Ángels y Pili hemos obtenido muchas respuestas presumiblemente de los muertos, así se manifiesta en el tablero, fallecidos que dicen estar perdidos, enviando mensajes o en busca de ayuda. La actual sociedad en la que vivimos no ayuda en absoluto en la creencia de lo trascendental, sin embargo la vida más allá de esta y sus posibles pruebas nos ayudan a seguir investigando este fenómeno.

No pudimos levantar los dedos
Otra experiencia increíble fue también llevada a cabo en el hospital del Tórax de Terrassa cuando realizábamos grabaciones en video para una productora Valenciana, en aquella ocasión y tras la ouija mantener un dialogo con el cámara del equipo y justo al final de la sesión, notamos como todos los participantes de la experiencia no pudimos levantar los dedos de encima del master, esta angustiosa sensación se prolongó por unos segundos, uno de los efectos que califico como paranormal más inquietante que me ha sucedido jamás.
ouija5

Al final de la experiencia ouija con la productora valenciana, los dedos se nos quedaron literalmente pegados al master sin poder levantarlos. El cámara fue testigo del suceso, así como también quedó registrado en mi cámara de video que grababa aquella sesión.

Movimientos de Objetos
Todos hemos escuchado historias de vuelo de cuchillos o de cortinas que oprimen gargantas, de nuevo estos hechos no los he presenciado hasta la fecha, aunque la ouija es abrir una puerta, tras la cual uno no sabe lo que se encontrará. No me han sucedió tales efectos espectaculares pero si en varias ocasiones se han producido movimientos de objetos.
En una sesión que realizamos en el casco antiguo de Barcelona, en un viejo y diminuto piso con más de 150 años de historia, realizamos una ouija, la cual nos insultaba e instaba a marcharnos, tras ello decidimos despedir la sesión ante la negativa rotunda de fuera lo que fuese que se nos estaba manifestando en la ouija, jamás hay que ceder ante las presiones de la ouija, así que cerramos la sesión a la fuerza, cuando al instante un cuadro que tenía justo sobre mi cabeza cayó, tras comprobar el estado del mismo, vimos que ninguno de los enganches, ni el de la pared ni el del cuadro estaban rotos ni pudimos llegar a una causa por la cual el cuadro se hubiera caído.
Mas sesiones nos han dado casos similares de desplazamientos y caídas de objetos.

Posesiones Ouija
Este es un campo muy delicado de la ouija, son muchos los casos tras los cuales alguna persona se ha creído poseída por una entidad ajena, no puedo afirmar ni desmentir que esto sea posible aunque me inclino más en pensar que se trataría de auto-posesiones, es decir el auto-convencimiento en la posesión y mediante la práctica de la ouija puede sucederse una disfunción mental, en muchos casos transitoria que hace a la persona creerse poseída;  por el mismo efecto y creencia en la posesión el exorcismo puede ser válido.
Después de la ouija
Que sucede tras una sesión de ouija, de seguro hemos oído casos en los cuales tras las sesiones de ouija alguna casa ha quedado poseída, se escuchan ruidos, golpes, se oyen voces e incluso se pueden llegar a ver y notar presencias.
Realmente estos casos se han sucedido y con bastante asiduidad, pero, ¿es realmente la ouija la culpable? Pues no estoy convencido de ello, como anteriormente decía una ouija es una puerta que abrimos con nuestra mente, y todos nosotros tenemos facultades psíquicas en potencia, unos mas desarrolladas que otros, así puede suceder que en una experiencia se encuentre una persona con grandes facultades psíquicas, aunque ella misma no sea consciente de ello y la ouija es un sistema de entrar en un estado semi modificado de conciencia, un amplificador de nuestras propias facultades psíquicas, por lo que en muchas ocasiones y con alta probabilidad se trate de nuestras propias facultades de entrar en contacto y abrir la vía de conexión entre dos realidades paralelas pero reales e incluso atraer parte de esa “otra realidad” a nuestro plano.
Siempre hay que hacer la ouija con la convicción de que tenemos poder para abrirla y cerrarla, establecer tan solo un dialogo con una posible “otra realidad” sin pretender atraer nada de ella, si decidimos hacerlo correremos un riesgo innecesario.

Ouija y picofonías
Es probable y mis experiencias así parecen demostrarlo que la ouija es un amplificador psicofónico. Cierto que las inclusiones se pueden dar en cualquier lugar incluso en el lavabo de nuestra casa, pero si este sistema sirve como potenciador de nuestras facultades extrasensoriales y estando convencido de que nuestra mente es el interruptor y la vía de conexión con otras realidades aunque no seamos capaces de percibirlas, es un método para atraer esas voces desde es “otra realidad”
En nuestras sesiones de ouija hemos captado gran cantidad de psicofonias, más claras de lo habitual y en mayor número, psicofonías siempre dialogantes que interactúan con las preguntas y comentarios que realizamos en la sesión de ouija.
ouija6

Como recomendación, grabar siempre las sesiones de ouija, muy probablemente obtengamos resultados piscofonicos, quien sabe si la voz de la ouija.

ouija7

En una de nuestras últimas sesiones tuvimos oportunidad de contrastar datos que ninguno de nosotros sabíamos, una tétrica historia con nombres de locales, calles números, un hospital y toda una serie de sucesos desconocidos por nosotros pero que más tarde tuvimos oportunidad de verificar. Una sesión inquietante.

ouija8
Otra sesión, esta vez en Jafra (Garraf) tuvo como consecuencia gran cantidad de registros captados en menos de veinte minutos de experiencia por mi mini grabadora digital.

¿Que actitud deberíamos adoptar al hacer la ouija?
La ouija es en sí un dialogo, lo que no sabemos es con que o con quien, por lo tanto siempre hacerla con respeto, con la mente fría y distante sin involucrarse en exceso, pero un dialogo normal, en nuestras sesiones hay espacio para la risa y para la seriedad, pero como decía al principio en un clima de respeto, siempre dar las gracias al final como prueba de este respeto y si la ouija es irrespetuosa con nosotros simplemente cerrar la sesión. Tenemos poder para ello aunque la ouija nos diga lo contrario.

Francisco Recio.

© 2007 Francisco Recio.