Homenaje a Manuel Seral Coca.

Manuel Seral Coca, investigador ocultista, escritor y profesor de diferentes disciplinas como, magia ritual, despertar  de la conciencia o Kabballah, moría la mañana de este pasado día 14 de diciembre del 2005 a causa de un infarto.
Valga este artículo como homenaje a este gran ocultista y más que eso, mejor persona, de todo el equipo de Al Otro lado 2002.
Manuel Seral colaboró en muy distintas publicaciones especializadas en el mundo del misterio, como la desaparecida Karma-7 o Mundo Desconocido. Sobre el año 97-98 tuve la ocasión de conocerlo y de asistir como alumno a uno de sus cursos sobre técnicas ocultistas, dirigía y era profesor de la escuela ESMYM (escuela de mística y magia) situada en la calle Entenza de Barcelona, me sorprendieron enormemente sus conocimientos sobre lo oculto, ya por aquel entonces conversamos acerca del enigmático pueblecito de Rennês Le Cahteau en el sur de Francia y sobre sus misterios acerca del grial, tan de moda en nuestros días tras el éxito de la novela de Dan Brown, El Código Da Vinci. He de agradecer a Manel sus enseñanzas, si tuviera que calificarlo laboralmente lo haría con el adjetivo de “pozo de conocimiento”
También colaboró en diferentes programas radiofónicos, creando en numerosas ocasiones una sana polémica.
Conferenciante en numerosos psimposiums sobre lo inexplicado.
Desde que lo conocí y  hasta el momento de su partida había estado comprometido con la enseñanza y divulgación de los temas paracientificos de una manera seria y sobre todo con el mundo del ocultismo, tan maltratado hoy en día por los medios de comunicación, hablar hoy de magia se ha convertido en hablar prácticamente de fábulas o de engaños, pero estoy en condiciones de asegurar la honestidad de esta gran persona en el trato y enseñanza de estos temas.
En su escuela también tuve la ocasión de asistir a talleres, donde como el mismo decía se podía tocar y hacer con nuestras propias manos, mezclas de inciensos, aprender el  significado y la práctica de los tawas, aromaterapia, etcétera, para posteriormente poder comprobar sus resultados.
Condujo en varias ocasiones el “Coven” iniciatico, que no es lo mismo que secta, donde se exige devoción a algo o alguien. De una forma práctica se realizaban diferentes rituales, buscando las influencias de las fases lunares y la conexión con la naturaleza, pero sobre todo lo que se pretendía era  nuestro propio despertar interior, la verdadera magia que yace en cada uno de nosotros y que desde luego es la verdadera magia natural. Y precisamente este despertar del conocimiento interior de cada uno de nosotros lo ilustraba con una pequeña historia, que creo recordar decía así:

“Cuando Dios creo el mundo, preocupado por el uso del conocimiento que hiciera el hombre de él, le preguntó al ángel que estaba postrado a su diestra, ¿dónde podría esconder el conocimiento para que el hombre no lo halle? Y el ángel le contestó:
“Escóndelo en lo más profundo del océano”
Pero Dios respondió...
“El hombre llegará a las profundidades del mar”
A lo que el ángel contestó...
“Pues entonces escóndelo en los cielos, el hombre no tiene alas y no puede volar”
Y Dios dijo...
“El hombre llegará a surcar los cielos”
Después de esta contestación, el ángel no pudo más que encogerse de hombros.
Entonces Dios dijo:
Ya sé donde esconderé el conocimiento para que el hombre no lo encuentre, lo esconderá dentro de él, que hay seguro que no se le ocurrirá buscar.

seral1Manel Seral Coca y un servidor en la cena entrega de diplomas, tras finalizar el curso de ocultismo.
(navidad del año 1997)

 

 

 

 

 

 

Desde luego su faceta que cabe una mención especial es la de escritor, de entre sus obras he destacado las que a mí, más interesantes me han parecido.

Lucifer, Símbolo Oculto seral2de la Iniciación.

A pesar de ser una obra que muchos la podrían calificar como morbosa o “negra” el autor nos adentra en lo profundo de este personaje, su relación con el grial o la estrella Sirio, misterios que aun están por desvelar.

 

 

 

 

 

 

seral3La Cara Oculta de la Cruz.

Los misterios que encierra este símbolo desvelados, la cruz, mucho más antigua que el cristianismo, y su relación y uso por parte de la iglesia, un libro polémico para muchos y hereje para otros tantos.

 

 

 

 

 

 

 

seral4Rituales de las fiestas mágicas.

Para mí, posiblemente el mejor libro sobre rituales para cada fiesta mágica y su práctica. Una excelente obra del todo recomendable para los amantes de esta temática.

Siguiendo esta línea, Manel también publico la obra, “Como aprovechar la energía mágica de los árboles”, una guía práctica y sencilla publicada por ediciones Karma-7.

 

 

 

 

Sin embargo, Manel, era una persona polifacética, con gusto por la vida, aficionado a los comics y con numerosas aficiones, persona sería cuando el momento lo requería, para nada una persona “pesetera” o mejor debería decir “eurera” virtud de la que muchos investigadores de hoy deberían aprender.
Pero prosiguiendo en su faceta de escritor, tenía una obra, poco o nada conocida por algunos, se trata de un cuaderno de poemas.

 

seral5

 

 

Canciones vagabundos y poetas, el poemario de Manel Seral Coca.

Creo que la mejor manera de terminar este merecido homenaje a su persona es hacerlo precisamente con uno de sus poemas, una oda a la muerte, donde nos muestra su pensamiento sobre ella.

Vieja amiga Muerte

Nadie puede entenderme,
Vieja amiga,
Amada muerte,
Si yo no tiemblo al pronunciar tu nombre.

Muchos hablan de vida,
Y hace tiempo que son arroyos secos.

En cambio yo,
Yo ni te deseo ni te temo,
Yo que canto al filo de mis versos,
Estoy mucho más vivo aún que ellos.

Porque, desde que entiendo tu secreto,
Desde que sé que acechas escondida,
Vivo cada instante, cada minuto,
Como el más importante de mí vida.

Bebo cada sonrisa y cada llanto,
Paladeo cada flor y cada espina,
Amo tanto como puede mí alma,
Me extasío en cada piedra del camino,
Pues sé que todo ello es pasajero
Y he aprendido a vivirlo intensamente,
Y a abandonarlo luego sin tristeza.

El día en que decidas que ya es tiempo,
Me hallarás sonriendo ante tu puerta.
Sea cual sea el tiempo habré vivido,
Intensa, apasionadamente,
Hasta el postrer “tic-tac” del segundero.

Manel Seral Coca.

Cuando me acerqué hasta el tanatorio para darle mí último adiós, o más que adiós mí hasta luego, precisamente esa fue la sensación que me transmitió, aún viéndolo dentro del ataúd, parecía desbrozar alegría, la alegría de un tiempo vivido y de una partida sin tristeza, tal vez añorando su inseparable pipa, pero aceptando su partida. Sin embargo y aún sabiendo que no deseas llantos en estos momentos, siempre es triste la partida de un amigo y desde luego me uno en el dolor de sus familiares y amigos, sabes que a Ángels, a Pili y a mí nos queda pendiente tu curso de Runas, aunque tendremos que esperar hasta que el destino, hasta que la vieja muerte así lo decida.

Y como decías en otro de tus poemas, para aquellos que te quieran buscar, deberán hacerlo en el silencio, en el cielo estrellado, en el viejo cansado o en el llanto del niño.

 

Manel Seral tenía estaba a punto de sacar a la luz un nuevo libro, Claves ocultas del ocho, esperemos que la editorial Amares, siga adelante con él.

Francisco Recio.

© 2006 Francisco Recio.